GRANDES BUQUES HUNDIDOS EN ESPAÑA

GRANDES BUQUES HUNDIDOS EN ESPAÑA

A lo largo de la Historia han sido muchos los barcos que han naufragado en las costas de Hispania. Algunos por accidentes y otros por causas bélicas. Se calcula que hay unos 800 pecios a lo largo de la costa española. Voy a traer aquí algunos de los naufragios y accidentes más graves o impactantes (por el número de fallecidos o por el tonelaje de los buques).

Der Untergang der Titanic

-12 de julio de 1801, entre Algeciras y Cádiz. El navío inglés HMS Superb (74 cañones en dos cubiertas) aprovechando la oscuridad de la noche,  se situó, sin luces, a popa de los navíos españoles Real Carlos (112 cañones en tres cubiertas y 3.200 Tm.) y San Hermenegildo (gemelo del anterior) en el Golfo de Cádiz. Eran dos de los buques de línea más grandes de la Armada española. La escuadra española regresaba a Cádiz después de haber vencido a los británicos en la Batalla naval de Algeciras. El británico disparó contra los dos navíos españoles, que se tomaron uno al otro como enemigos y se dispararon mutuamente, explotando el Real Carlos y después su gemelo. Hubo unos 1.700 muertos.

-24 de octubre de 1805, a tres millas de Punta Camarinal (Cadiz). El navío de linea Nuestra Señora de la Santísima Trinidad (4.900 Tm.) había sido botado, en 1769, en los astilleros españoles de La Habana, convirtiéndose en el buque más grande de su época, armado con 140 cañones en cuatro puentes. Hasta 1837 no se construyeron otros buques de cuatro puentes, el Pennsylvania americano y el Valmy francés. Su comportamiento con mala mar era delicado y durante su vida operativa se dedicó a proteger las rutas marítimas españolas. Entre las principales campañas y batallas que tomó parte se pueden citar: Actividades en el Canal de la Mancha a partir de 1779 durante la guerra contra Inglaterra en apoyo a las colonias rebeldes en Norteamérica; apresamiento de un gran convoy inglés en las Azores, en 1780; apoyo a las baterías flotantes en su ataque a Gibraltar en 1782; combate del Cabo Espartel en 1782; combate de San Vicente en 1797 (donde casi fue apresado) y finalmente el combate de Trafalgar, el 21 de octubre de 1805. En esta ultima batalla, tras una dura lucha fue capturado por los ingleses en muy malas condiciones, con más de 200 muertos y 100 heridos, de una tripulación de 1.048 hombres (en su mayoría bisoña y reclutada entre gente sin experiencia). Fue comandado por Francisco de Uriarte y bajo las órdenes del jefe de escuadra Baltasar Hidalgo de Cisneros. El Santísima Trinidad se convirtió en un blanco fácil de las andanadas británicas del Neptune, Leviatán, Conqueror, Africa y Prince (llegando a rechazar una propuesta de rendición). Además estaba situado al lado del Bucentaure, buque insignia francés, haciéndole un objetivo muy buscado. Finalmente el Nuestra Señora de la Santísima Trinidad cayó ante el fuego cruzado del Victory. Fue capturado en muy malas condiciones por el Prince y las fragatas inglesas Naiade y Phoebe trataron de remolcarlo hasta Gibraltar. Sin embargo, finalmente se hundiría el 24 de octubre en la zona de Punta Camarinal. Dos de sus cañones de 36 libras (fundidos en la fabrica santanderina de La Cavada y con proyectiles de 15 kg.)  fueron extraídos e instalados en la entrada del Panteón de Marinos Ilustres, situado en la Escuela de Suboficiales de la Armada, en San Fernando (Cádiz). Una reproducción, a tamaño real, del buque, se puede visitar en el Puerto de Alicante.Enlace de la visita. 

obrien-trafalgar-santisima-trinidad-y-victrory

-2 de noviembre de 1810. Vivero (Galicia). La fragata de la Armada Santa María Magdalena (500 Tm.) era un moderno buque de 34 cañones construido con maderas de las Américas, como prototipo para conseguir mayor durabilidad en los cascos de los barcos. Durante la Guerra de Independencia participaba en una operación para reconquistar Santoña, junto a otros cuatro buques, cuatro cañoneras y quince transportes con 2.000 hombres. El 18 de octubre habían reconquistado Gijón a los franceses. En Santoña, una tormenta, hunde a los cuatro cañoneros y sus tripulantes se reparten entre la Magdalena y el bergantín Palomo, de 18 cañones (los dos navios perdieron dos de sus cuatro anclas). Ponen rumbo a Galicia y por la noche del Día de los Difuntos, a la altura de Vivero/Viveiro, la tormenta se complica. Se refugian en la ría, pero al no poder fondear adecuadamente, por falta de anclas, los dos buques resultan destrozados y hundidos. El Palomo acabó en la Punta de Sacido y la Magdalena en la Playa de Covas. Del Palomo fallecieron 70 marinos. De la Magdalena ocho personas alcanzaron la costa a nado (solo tres sobrevivieron), el resto (480) murió en el naufragio. El total de fallecidos fue de unas 550 personas, incluyendo tripulantes de las cuatro cañoneras. Como curiosidad, el cadáver del Capitán de Navío Blas Salcedo apareció abrazado al de su hijo (Guardiamarina), por lo que la Armada prohibió que padres e hijos sirvieran juntos en el mismo buque. Los restos de la Magdalena se encuentran, en buen estado (dando la razón a los defensores de la madera de ultramar) a siete metros de profundidad en la playa donde se hundió, los del Palomo han sido cubiertos por el limo marino.

fragata

-7 de diciembre de 1843, Bajos de Baldaio (La Coruña). El vapor de pasajeros RMS Solway (1.700 Tm.) se hundió, después de salir de La Coruña, al chocar contra unos bajíos, frente a la Playa de Baldaio. Se fue al fondo en 20 minutos causando 35 muertos. El gobierno británico se quejo ante España de la falta de medios de salvamento y faros en la Costa de la Muerte, siendo el comienzo de la iluminación de las costas gallegas.

-6 de septiembre de 1870, Finisterre. El acorazado de la Royal Navy HMS Captain (7.000 Tm.), se hundió debido a una fuerte tormenta en el cabo Finisterre (Galicia) con la pérdida de 483 tripulantes. Sufría fallos de diseño que le habían sobrecargado con 480 Tm. más de las proyectadas. Ademas, era inestable con muy poca borda libre y muy sensible a las escoras laterales. Volcó debido a los fuertes vientos y al oleaje que le produjeron una escora, que su diseño, no pudo asumir. Fue de los primeros buques acorazados con torretas blindadas (en una cubierta inferior de diseño muy ingenioso) y con propulsión mixta a vapor y a vela. En esos años se había dado un gran avance en la navegación militar, al incorporarse la propulsión mecánica, los blindajes y la artillería en torres giratorias. Los 18 supervivientes llegaron, en una lancha, a la aldea de Finisterre, tras 12 horas remando.

hms-captain-c-1870-water-colour

-20 de octubre de 1873, Murcia. El vapor de ruedas Despertador del Cantón/Fernando el Católico (antiguo buque Francisco de Asís de 2.900 Tm.), uno de los mayores y más modernos buques de aquella época, sufre un accidente al ser embestido por la Fragata Numancia y resulta hundido. Era parte de una flotilla de los sublevados cantonales de Cartagena y se dirigía a Valencia. Fallecieron unas 70 personas.

vapor-frco-de-asis

-10 de noviembre de 1890, Cabo Vilán (La Coruña). El crucero-torpedero de la Royal Navy HMS Serpent (1.800 Tm.), se encuentra en medio de una tormenta nocturna en la costa gallega, sin que los oficiales de la nave fueran capaces de determinar su posición exacta (debido a no poder usar el sextante por cielos cubiertos durante dos días). Finalmente chocó contra un bajío (Punta de Boi, donde ya habían naufragado otras siete embarcaciones) en las costas de Camariñas, con el resultado de la pérdida de 172 vidas y tres supervivientes que llegaron a nado a la Playa de Trece. Los fallecidos están enterrados en el Cementerio de los Ingleses, en la costa, frente al lugar del accidente. Durante años los buques de guerra británicos que pasaban por la zona rendían honores a los fallecidos en forma de salvas de cañón.

-3 de noviembre del año 1893, Santander. El vapor español Cabo Machichaco (2.500 Tm.) explota en el puerto santanderino. Transportaba en sus bodegas  51 toneladas de dinamita. Sufrió un incendio a bordo y mientras se intentaba apagar, el buque explotó. La dinamita mojada por las inundaciones en el casco, debidas al agua usada para apagar el incendio, descompuso la nitroglicerina de los cartuchos, que mojados, se convirtieron en altamente explosivos, al volverse liquido. Los bomberos, tripulantes y cientos de personas (entre ellas las autoridades civiles y militares de la ciudad) que se encontraban observando las labores en el puerto, fallecieron por la explosión, llegando restos humanos y del buque a kilómetros del epicentro, destruyendo una parte de la ciudad. 590 personas fallecieron y hubo cerca de 500 heridos graves y 1.500 leves, creando el pánico en la ciudad de Santander. El 21 de marzo, mientras se intentaba sacar el resto de la dinamita,  que estaba de nuevo liquida, se produjo otra explosión que mato a 15 personas más y destrozó lo que quedaba del buque. Un monumento en el puerto, cerca del Hotel Bahía, recuerda el suceso.

machichaco_enlaces

-9 de marzo de 1895, Estrecho de Gibraltar (Cádiz). El crucero protegido de la Armada Española Reina Regente (5.600 Tm.) se hundió en medio de un fuerte temporal cuando se dirigía desde Tánger hacia Cádiz. Se estima que su pecio está en algún lugar entre el Cabo Trafalgar y Punta Camarinal. Sus 412 tripulantes desaparecieron con el buque. Solamente sobrevivió un perro terranova, propiedad del Alférez de Navío Enríquez, que fue encontrado a la deriva, subido en un tablero de madera, por un buque británico. La dotación del Regente era de 372 hombres, pero en el momento de su desaparición llevaba 412. Su comandante era el Capitán de Navío Sanz de Andino Martí y el segundo comandante, el Capitán de Fragata Pérez Cuadrado. Contaba con 4 tenientes de navío, 4 alféreces de navío, 1 teniente de Infantería de Marina, 2 oficiales de Máquinas, 2 médicos, 1 habilitado-contador, 1 capellán, 5 guardiamarinas, 7 contramaestres, 6 condestables (auxiliares de Artillería), 2 sargentos de Infantería de Marina (al mando de 4 cabos primeros, 3 cabos segundos, 2 cornetas, 34 soldados) y 330 clases y marineros, entre los que se contaban varios aprendices artilleros. Dos marineros que perdieron el buque en Tánger y que quedaron en puerto temiendo un seguro arresto, fueron los únicos que salvaron la vida.

acuarela-del-reina-regente-del-libro-el-buque-en-la-armada-espanola

reina-regente

-27 de mayo de 1895. Cabo Corrubedo (La Coruña). El vapor-velero correo francés Dom Pedro choca contra los bajíos de Praguiña, frente a Corrubedo, falleciendo 88 personas. Había partido del Havre, con escalas en Burdeos, Pasajes y Vigo. Naufragó cerca de Corrubedo, descansando sus restos a 55 m. de profundidad, frente a la Playa del Vilar.

dom-pedro

-7 de diciembre de 1896, Bajíos de Basoñas, frente a la Playa de Xuño (La Coruña). El vapor-mercante alemán  Salier (3.200 Tm.), procedente de Bremen, con destino a Vigo (había atracado en La Coruña) y las Américas, se hundió al chocar contra los peligrosos salientes de Basoñas (junto con los de Meixido los más peligrosos de esa costa). Fallecieron todos los pasajeros, 281 personas, la mayoría rusos, polacos y gallegos que se dirigían como emigrantes, al nuevo mundo.

-16 de diciembre de 1900, Málaga. La fragata alemana SMS Gneisenau (2.900 Tm.) se hundió frente al espigón de Málaga, con 41 muertos entre sus 470 tripulantes. El capitán desoyó la recomendación de las autoridades españolas de amarrar dentro del puerto, ya que se acercaba un temporal. Numerosos malagueños se lanzaron al agua para socorrer a los marineros alemanes, lo cual les costó la vida a 12 de ellos. Los 41 fallecidos están enterrados en el Cementerio de los Ingleses de la ciudad.

-28 de octubre de 1905, Bajíos de Meixidos, Muros (La Coruña). El crucero acorazado Cardenal Cisneros (7.000 Tm.) se hundió, en un día claro y con buena mar, tras tocar un bajío en los Meixidos. Un despiste del Capitán les llevó a acercarse a este punto peligroso, rasgando 50 m. de la obra viva. En 40 min. se hundió el buque, salvándose la tripulación. El Capitán de Navío Díaz Iglesias fue condenado a un año de suspensión por perder el libro de bitácora. Por negligencia y hundir el buque fue exonerado (cosas de la vida).

-4 de agosto de 1906, Cabo de Palos (Cartagena).  El transatlántico italiano SS Sirio (7.000 Tm.) choca con un bajío de las Islas Hormigas, al lado del cabo, que hace explotar sus calderas, con un resultado de 240 fallecidos y unos 600 supervivientes, rescatados, muchos de ellos por los pescadores de la zona. El capitán y la mayoría de oficiales abandonaron el buque nada más producirse el accidente. El mercante francés Marie Louise estaba cerca del lugar del choque, pero se limitó a rescatar a 29 personas y abandonó al resto, sin motivo, para seguir su ruta. Parece ser que el Sirio había atracado en Barcelona, donde habían subido entre 50 y 90 españoles y realizaba paradas en las costas valenciana, de Almería y de Murcia para recoger pasaje ilegal que pagaba directamente al capitán; por eso se piensa que los fallecidos pueden haber sido más de los oficialmente reconocidos. El buque, que hacía ruta con emigrantes entre Génova y Brasil-Uruguay-Argentina, se aproximó demasiado a la zona de escollos de Palos (tres-cuatro m. de fondo) cuando todo el tráfico marítimo solía alejarse más allá de las Islas Hormigas. Los restos del buque están entre 40 y 70 m. de profundidad.

-23 de junio de 1908, Bajíos de Meixidos, Muros (La Coruña). El vapor correo Larache chocó contra los bajos de Ximiela, en el mismo lugar donde se había accidentado y naufragado el Cardenal Cisneros unos años antes. En seis minutos se hundió de proa, llevándose consigo a 91 personas y salvándose 65.

scale2

-Durante la Primera Guerra Mundial cerca de 100 buques mercantes fueron hundidos por ataques de submarinos alemanes en la zona de Galicia y el Mediterráneo, de ellos 76 buques españoles (neutrales en teoría) se fueron a pique por causas bélicas. Debajo, parte de la flotilla de submarinos alemanes destinados al bloqueo de las aguas españolas en el Mediterráneo, durante una parada técnica en Torrevieja.

10_submarinos-en-torrevieja

-26 de junio de 1916, Cabo de Palos. Frente a la Isla Hormigas, el carguero SS Stanfield (3.400 Tm.) chocó contra los bajíos y se hundió. Sus 29 tripulantes se salvaron. Durante un tiempo el armador afirmó que se había hundido por un ataque de un submarino alemán (para poder cobrar el seguro), aunque la causa fue, en realidad, un accidente. Es uno de los pecios más bonitos para el buceo en Hispania, situado a unos 55 m. de profundidad.

stanfield

-12 de septiembre de 1917, Cabo de Palos. El carguero americano Wilmore (5.400 Tm.) transportaba un cargamento de carbón, aceite y locomotoras desde Filadelfia a Marsella cuando fue atacado por el submarino alemán U64 (Capitán Moraht), naufragando sin víctimas, al ser torpedeado, a cuatro millas al NE de las Islas Hormigas. Quedó entre 90 y 100 metros de profundidad y se hundió en ocho minutos. Los supervivientes oyeron voces en inglés, con acento alemán, que les indicaban la dirección a la costa (seguramente la tripulación del submarino). Ellos nadaron en dirección contraria y llegaron a tierra firme.

-9 de noviembre de 1918, zona del Cabo Trafalgar (Cádiz). El acorazado inglés, de la clase King Edward VII, Britannia (17.000 Tm.) fue torpedeado y hundido por el submarino alemán UB-50 a 14 km. del Cabo Espartel y a 23 de Punta Camarinal, a dos días del fin de la Primera Guerra Mundial. Una explosión en los almacenes de munición de la artillería de 234 mm. provocó un incendio y la muerte de muchos marinos por inhalación de gases tóxicos de la cordita. Murieron 50 marineros, 80 resultaron heridos y se salvaron 39 oficiales y 673 hombres. En la imagen de abajo el Britannia hundiéndose.

-2 de enero de 1921, Isla Salvora (Pontevedra). El correo Santa Isabel (2.500 Tm.) se hundió al chocar contra las rocas de la Punta Forneira. Fallecieron 213 de las 268 personas que viajaban en el buque, un barco que cubría la línea Bilbao-Cádiz. Tras pasar por varios puertos recogiendo a pasajeros, el vapor correo se dirigía a Cádiz, donde la mayoría partirían a América como emigrantes. A las 2 de la madrugada, un fuerte temporal le obligó a intentar buscar refugio en la Ría de Arosa, encallando el Santa Isabel en la Punta Forneira. El farero dio la voz de alarma a los habitantes del pueblo, que salieron en tres lanchas. La mayoría de la población, 60 personas, estaba fuera de la isla celebrando el año nuevo, quedando solo los mayores y algunas mujeres solteras con hijos. Tres mujeres de la isla (Cipriana Oujo, Josefa Parada y María Fernández) formaron parte de las embarcaciones que se dirigieron al lugar del naufragio, y que tras hacer varios viajes, consiguieron salvar a unas 15 ó 20 personas. Fueron condecoradas por ello.

1-vapor-santa-isabel-1916

santa-isable-1

-26 de agosto de 1923,  Cabo Tres Forcas (Melilla). El acorazado España (16.000 Tm.) era el cabeza de una serie de tres, del tipo Dreadnought británico (acorazados con batería principal monocalibre), siendo los más pequeños de este tipo de buques en el mundo. Se encontraba cerca de Melilla, envuelto en un banco de niebla, que le llevo a chocar contra unos bajos rocosos a 200 m. del Cabo Tres Forcas. No hubo fallecidos. Se intentó recuperar el buque, perforado por las rocas en dos lugares, pero sin éxito. Sin embargo se evacuó todo el material útil, incluidas las piezas artilleras principales Vickers de 30,5 cm. Los ocho cañones fueron arrojados al agua y recuperados, instalándose en montajes terrestres de artillería de costa en Cádiz y Mallorca. Las tormentas en la zona enviaron el casco al fondo del mar, donde quedan sus restos.

-12 de Julio de 1932, Finisterre (Galicia). El crucero ligero Blas de Lezo (6.300 Tm.) de la Armada Española se hundió tras chocar con una aguja de piedra, no marcada en las cartas marinas, de los bajíos del Centollo, partiendo la quilla. Estaba pasando entre el Cabo Finisterre y el Centollo, siguiendo la estela de otros buques, inmersos en unas maniobras.  Se hundió a cinco millas de la costa a 76 m de profundidad. No hubo bajas.

-29 de septiembre de 1936, Punta Calaburras (Mijas, Malaga). El destructor republicano Almirante Ferrándiz (1.800 Tm.) estaba patrullando el estrecho, junto a su gemelo Gravina, para impedir el paso de buques de los sublevados. Inesperadamente el Crucero Canarias (puesto en servicio de manera precipitada), junto al Crucero Cervera, entablaron combate (Batalla del Cabo Espartel). El Canarias alcanzó al destructor Ferrandíz con su segunda salva de 203 mm.,  a 16.000 m. y de nuevo con otra salva a 20.000 m., impactándolo seis veces y hundiéndose a 18 millas al Sur de la Punta de Calaburras con casi toda su dotación. Fallecieron unas 130 personas, recogiendo el Canarias a 31 náufragos y un mercante francés a 25 más. El Cervera disparó cerca de 300 proyectiles sobre el destructor Gravina, alcanzándolo dos veces, retirándose este último, a Casablanca.

destructor_almirante_ferrandiz

-30 de abril de 1937, Galizano (Santander). Durante la guerra Civil, el acorazado España de 16.000 Tm. (anteriormente llamado Alfonso XIII y rebautizado como su gemelo, hundido en Melilla) actuaba en la zona de Santander junto al destructor Velasco, con el bando de los nacionales. Había sido reparado en El Ferrol, donde era usado como cuartel flotante y puestos en servicio seis de sus ocho cañones Vickers de 30,5 cm. Al intentar interceptar un mercante se introdujo en un campo de minas propio (tendido por el minador Júpiter) cercano a Galizano. Chocó contra una mina y se hundió, falleciendo 5 tripulantes y siendo rescatados el resto por el destructor, que se introdujo en la zona minada. Su pecio está a 75 m. de profundidad, a tres millas del Cabo Galizano, en posición invertida.

-6 de marzo de 1938, a 100 millas del Cabo de Palos (Murcia). A las 02.20 h. el crucero pesado Baleares (13.000 Tm), del bando nacional, es hundido en la Batalla del cabo de Palos (Cartagena). El Baleares, junto al Canarias (su gemelo) y el Miguel de Cervantes, escoltaban un convoy italiano cuando fueron atacados por destructores de la Republica. En este enfrentamiento dos cruceros  (Libertad y Méndez Núñez) junto a cinco destructores republicanos, atacaron al grupo de buques sublevados. A unos 3.000 m., los destructores Sanchéz Barcáiztegui, Lepanto y Almirante Antequera lanzaron 12 torpedos. Dos de ellos, probablemente del Lepanto, impactaron en el crucero pesado Baleares, averiándolo gravemente y destruyendo un pañol de munición, al impactar entre sus dos torretas, estallando también la zona central de la cubierta y la proa, matando a los tripulantes que allí se encontraban. Los supervivientes se concentraron  en la popa, pues el crucero comenzaba a hundirse. Murieron todos los oficiales que se encontraban en el puente de mando, incluido el jefe de la operación, el Contraalmirante Vierna. Fallecieron 788 tripulantes (un contralmirante, un capitán de navío, un capitán de fragata, cuatro capitanes de corbeta, 30 oficiales, 62 suboficiales, 32 cabos y 657 hombres de marinería, infantería de marina, maestranza, etc.); 435 supervivientes del Baleares fueron rescatados por dos destructores británicos, neutrales, que estaban en la zona. Aviones republicanos atacaron a los británicos, confundiéndolos con sublevados, causando un muerto en uno de ellos. En la imagen de abajo, tomada desde uno de los buques británicos, el Baleares hundiéndose.

-7 de marzo de 1939, frente a Cartagena. El transporte de tropas de los nacionales Castillo de Olite (3.500 Tm.) es hundido cuando intentaba entrar en el puerto de Cartagena por la batería de costa de la Parajola (cañones Vickers 15,24 cm.). Está batería costera tenía operativa solamente una de sus piezas (la número 1). El Castillo de Olite era un mercante soviético capturado a la Republica y reutilizado, llamado originalmente Postishev. El buque, junto a otros transportes de la escuadra nacionalista, iba a desembarcar tropas de refuerzo para apoyar a los sublevados de Cartagena (en los últimos días de la Guerra). La Brigada Mixta 206, republicana, sofocó la rebelión y la flota nacional regresó a su base, excepto el Castillo de Olite, que no disponía de radio y no fue avisado. Fue ahorquillado por la Batería de Costa de la Parajola, que le impactó directamente (en el segundo o tercer disparo) provocando la muerte de 1.476 personas, siendo el mayor número de víctimas mortales en el hundimiento de un solo buque en la historia de España. 342 soldados resultaron heridos y hubo otros 293 supervivientes.

Izq. Entrada a la batería de costa de la Parajola, construida simulando un templo egipcio. Las esfingues han desaparecido hoy en día. Dcha. los cañones de 15,24 cm. durante un ejercicio de fuego en la posguerra, con el puerto de Cartagena al fondo.

castillo-olite.jpg

 

-Durante la Segunda Guerra Mundial se hundieron, por actos de guerra,  39 buques mercantes españoles en aguas ibéricas, con 197 fallecidos.

-13 de noviembre de 1941,  frente a las costas de Marbella. El portaaviones HMS Ark Royal (22.000 Tm.) formaba parte de un convoy (Fuerza H) destinado a llevar aviones a Malta desde Gibraltar. Junto al Ark Royal, navegaban el portaaviones Argus, el Acorazado Malaya, el crucero Hermione y siete destructores.  Al regreso desde Malta, después de dejar en la isla 37 cazas Hurricane y siete bombarderos Blenheim, el grupo fue localizado por el submarino alemán U 81, que disparó una salva de cuatro torpedos (a una distancia de entre 3.000-4.000 m.) contra el Malaya, fallando todos y alcanzando uno al Ark Royal. Tras 12 horas de lucha contra las inundaciones, el buque se  hundió en las coordenadas 36° 3′ 0″ N, 4° 45′ 0″ W a unos 50 km. al sur de Marbella, a 1.066 m. de profundidad, mientras era remolcado hacia Gibraltar. Falleció un tripulante. El convoy WS21 perdió, por los ataques alemanes aéreos y submarinos, nueve de los cargueros, dos cruceros y un destructor.

-11 de agosto de 1942, a 70 millas al sur de Cabo Salinas (Mallorca). El portaaviones HMS Eagle (26.000 Tm.) era,en origen, un acorazado destinado a la Armada Chilena, botado en 1918 como portaaviones. Sirvió como el prototipo de pruebas para el desarrollo posterior de este tipo de buques. Prestaba escolta a un convoy con destino a la asediada isla de Malta, el WS21, con 14 buques de abastecimiento (Operación Pedestal). Dos acorazados, siete cruceros, 4 portaaviones, 20 destructores, cuatro corbetas y dos petroleros escoltaban a este grupo. Los alemanes acechaban a este importante convoy y en la mañana del 11 de agosto, el submarino U-73, bajo el mando del  Capitán Rosenbaum, le disparó cuatro torpedos a 800 m. de distancia. Los cuatro alcanzaron al Eagle (algo poco habitual) y se hundió en ocho minutos.  La mayoría de la tripulación, de 1.100 marinos, sobrevivió, falleciendo 165 hombres. Se perdieron también todos sus aviones excepto 4 que consiguieron despegar antes del naufragio. El pecio, el mayor buque militar hundido en aguas españolas, se encuentra en las coordenadas 38.05N 03.02E.

hmseagle

-15 de noviembre de 1942, a 110 km. al sur de Huelva. El Portaaviones de escolta HMS Avenger (9.000 Tm.) era un carguero transformado (antiguo Río Hudson) y adquirido a los EEUU, que había participado en la Operación Torch (desembarcos aliados en el Norte de África) y regresaba a su base del Clyde, desde Gibraltar, con el convoy MKF 1. A las 03.05 h. fue atacado por el U 155, alcanzándole con un solo torpedo en la santa bárbara y hundiéndose en 2 minutos. 516 marinos fallecieron y solamente hubo 12 supervivientes.

030100201.jpg

-11 de julio de 1943, a 300 millas al oeste de Vigo. Los transatlánticos ingleses SS Duchess of York (20.000 Tm.) y SS California (17.000 Tm.), reconvertidos en transportes de tropas, formaban un convoy que navegaba desde Glasgow hacia Sierra Leona. Fueron atacados por tres Focke-Wulf Fw 200 de la Kampfgeschwader 40, basada en Burdeos-Merignac, que alcanzaron a los dos buques con bombas de caida libre. La mañana del día 12 los dos fueron hundidos por los destructores de la Royal Navy, para evitar atraer a los submarinos alemanes. Los fallecidos fueron 27 en el Duchess y 46 en el California. Los pecios se encuentran en las coordenadas 41°15′N, 15°24′W. Curiosamente el Duchess fue usado como transporte de tropas entre Canadá y Gran Bretaña y al regreso llevaba prisioneros de guerra alemanes. En uno de esos viajes, transportó al piloto Franz von Werra, el único alemán que logró fugarse de un campo de prisioneros aliado en Canadá y regresar a Alemania (vía EEUU, que era neutral en aquella época) para seguir luchando. Falleció en un vuelo de entrenamiento en octubre de 1941.

Izq. el California, dcha. el Duchess.

-27 de agosto de 1943, a 30 millas de Vigo. La corbeta británica HMS Egret (1.200 Tm.) es destruida por un misil antibuque radioguiado Henschel Hs 293, lanzado por un grupo de 18 aviones alemanes Dornier DO 217, sobre el grupo de la Royal Navy formado por dos corbetas y cuatro fragatas. Otro barco fue alcanzado, pero el Egret naufragó, convirtiéndose en el primer buque hundido por misiles de la historia. Fallecieron 194 tripulantes y cuatro miembros de la RAF, agregados con un equipo electrónico de radio, destinado a interceptar las comunicaciones de los cazas alemanes. Hubo 35 supervivientes. El pecio se encuentra en las coordenadas 42º10´N, 09º22´ W.

-14 de abril de 1946, Cabo de Palos. El carguero español Isla Gomera (655 Tm.), también llamado “Naranjito” y que hacía la ruta Cartagena-Barcelona, naufraga a menos de una milla del puerto del Cabo de Palos (Murcia). Parte de la tripulación quedo agarrada al puente, que se mantuvo a flote, mientras un marinero gallego nadó de noche hacia la costa para buscar ayuda, que llegó horas después. La carga, compuesta por naranjas, llegó a la playa en días posteriores. Hubo una fallecida, esposa del maquinista del barco.

naranjito1

-25 de marzo de 1955, Estrecho de Gibraltar. El dragaminas de la Armada española Guadalete (700 Tm.), de diseño alemán y poco apto para la navegación en aguas agitadas, sufrió una serie de problemas con sus máquinas de carbón mientras patrullaba la costa entre Ceuta y Melilla. Afectado por la mar y la falta de velocidad (menor de 8 nudos, la mínima necesaria para controlar el buque con esa mar)  se hundió a 19 millas de Ceuta y 30 millas al sur de Marbella. Fallecieron 34 de sus 78 tripulantes, siendo uno de los accidentes más graves de la Armada después de la Guerra Civil.

guadalete-dragaminas-aleman

-12 de mayo de 1976, Puerto de La Coruña. El petrolero español Urquiola (112.000 Tm.) cargado de crudo, toca una aguja de roca en un bajo en el canal de entrada al puerto de La Coruña (en plena bajamar) sufriendo perdidas de combustible. Una hora después, mientras está detenido, a una milla del lugar del suceso, se le ordena salir a mar abierto por el mismo lugar, volviendo a rasgarse el casco en unos 60 m. El petrolero explotó vertiendo su carga, con la consiguiente catástrofe medioambiental. La tripulación fue evacuada, permaneciendo a bordo el capitán y el práctico del puerto, que saltaron al mar en el momento de la explosión. Ninguno de los barcos de rescate se acercaron a por ellos, nadando el práctico durante tres horas (2 km.) hasta la Playa de Canabal. El capitán apareció muerto, dos días después, quemado y cubierto de petróleo. La roca contra la que chocaron no estaba señalizada en las cartas náuticas de la época, siendo volada años después. El buque fue desguazado, aprovechándose su popa (con la sala de máquinas) para construir el bulkcarrier Argos, que con el nombre de Urduliz, fue embestido por el portaaviones nuclear de la US Navy Dwight D. Eisenhower, en 1988, en Norfolk (Virginia), mientras esperaba para cargar carbón con destino a ENSIDESA (Asturias).

Izq. el portaaviones a punto de impactar contra el Urduliz. Se produjeron daños materiales. La imagen está tomada desde el puente del bulkcarrier. A la dcha. el Castillo de Quermensó, ultimo nombre del Argos, antes de ser desguazado en Bangladesh, varado en una playa.

-11 de enero de 1986, Cerro Santa Catalina (Gijón). El buque granelero Castillo de Salas (110.000 Tm.) se encontraba fondeado frente a Gijón. Su ancla se soltó del fondo arenoso debido a la mala mar y se estrelló contra los bajíos de La Moral,  situados a 790 m. del Cerro de Santa Catalina. Cuatro días después, el barco se partió, perdiéndose cerca de 100.000 toneladas de carbón, con la contaminación subsiguiente. La proa pudo ser reflotada y remolcada 39 millas, a mar abierto, para ser hundida. La popa tuvo que ser desguazada en el sitio. No hubo fallecidos.

-5 de diciembre de 1987, Finisterre (La Coruña). El carguero panameño  Cason (10.000 Tm.), con productos químicos procedentes de Alemania y Holanda con destino a Shangai, sufrió un corrimiento de carga debido al temporal y un incendio químico, embarrancando más tarde en la Punta de Castelo, cerca de la Playa del Rostro. Cinco días después comenzaron las explosiones, debidas al contacto del sodio con el agua. Pero dado que se desconocía el tipo de carga del buque, se decidió evacuar a cerca de 15.000 personas hacia La Coruña y Santiago, desplegándose al ejército en apoyo de la población civil. Una vez apagado el incendio, dos remolcadores retiraron la carga, que consistía en bidones, cajas y sacos. Fue llevada al cuartel de Parga en Guitiriz (Lugo), pero el pueblo no dejó entrar la carga, poniendo una barricada en la carretera. Ante esto se decidió llevar los camiones a San Ciprián, a la fábrica de Alúmina-Aluminio (actual Alcoa), para desde allí, cargarla en un carguero hacia Amberes. Cuando los camiones llegaron  a la fábrica, todos los trabajadores huyeron, al pensar que la carga era radiactiva, dejando los hornos apagarse de manera no controlada y destruyéndolos. Varios días después, el director de la fábrica permitió la entrada de los camiones y se cargó el material en el puerto, con destino a Amberes. El Estado, a través de la compañía aseguradora Musini, tuvo que pagar 22.000 millones de pesetas, para reparar la fábrica. Los 23 sindicalistas que impidieron la entrada de los camiones y desataron el terror, fueron despedidos. Del Cason fallecieron 23 tripulantes, salvándose 8, todos ellos de nacionalidad china. El primer remolcador en llegar a la zona tardó nueve horas, falleciendo muchos de los náufragos de hipotermia. El buque acabó varado y allí fue desguazado, quedando parte de su casco, todavía hoy, cerca de la playa.

-3 de diciembre de 1992, entrada del Puerto de La Coruña.  El petrolero griego Aegean Sea (114.000 Tm.) chocó contra un bajo a 100 metros del puerto de La Coruña, frente a la torre de Hércules. La entrada en el puerto coruñés, para estos grandes buques petroleros, había sido cambiada después del accidente del Urquiola. Ahora se bordeaban los Bajos Yacentes por el oeste (antes se entraba por el canal este) lo que llevaba a una serie de maniobras complicadas, con cambios de rumbo, en un canal navegable de 800 m. de anchura, entre diferentes rocas sumergidas. El Aegean intento entrar por la noche y la tormenta le desvió. Después de encallar, el buque explosionó y se incendió. Se formó una nube tóxica que afectó varios días a la ciudad, además de un derramamiento de crudo que cubrió más de 300 km. de costa. Los 28 tripulantes griegos y filipinos fueron evacuados por helicóptero (algunos suspendidos del cable de la última aeronave, justo cuando el buque explosionó) y otros cuatro y el capitán (junto al practico del puerto y dos rescatadores) cuando estaban en el agua cerca del casco, después de saltar, debido al incendio. Restos del pecio, que fue desguazado en el lugar del siniestro, se encuentran todavía frente a la Torre de Hércules.

6316430277_8c4acfd163_b

Izq. momento en que son evacuados algunos tripulantes en el momento de la explosión, un par de personas cuelgan del cable del helicóptero. Arriba dcha. los ocho que se arrojaron al agua instantes antes son rescatados por otra aeronave.

-18 de enero de 1994, Playa de Garcey (Fuerteventura). El SS American Star (33.000 Tm.), construido en 1940 con el nombre de America, era un trasatlántico de lujo. Durante la Segunda Guerra Mundial fue militarizado y realizó 60 viajes de transporte de tropas (podía llevar hasta 8.000 pasajeros), contabilizándose 483.000 soldados trasladados. Después de diferentes nombres y propietarios, realizando viajes a lo largo del mundo (y perdiendo su chimenea falsa), fue comprado por un armador tailandés, para transformarlo en lujoso hotel flotante. Cuando era remolcado por el barco ucraniano Neftegaz 67, rumbo a su nuevo destino, encontró una fuerte borrasca marina el 15 de enero de 1994, en Canarias. Debido a la tormenta y a negligencias, el remolcador cortó el cable y el American Star quedó a la deriva ya que sus hélices habían sido desmontadas y estaban estibadas en la cubierta. Tres días más tarde, el buque encalló en la playa de Garcey. 48 horas después (mientras los propietarios, la empresa de remolcadores y la aseguradora discutían, sin ponerse de acuerdo sobre qué medidas se debían tomar), el buque se partió en dos. El naufragio en la playa constituyó un auténtico atractivo turístico. Después de partirse, la mitad de popa se hundió definitivamente en el océano. La otra mitad, la de proa, permaneció en la playa y era conocida como un barco fantasma. Muchas personas de la zona se dedicaron a robar el mobiliario del interior (el bar el Naufragio, en Puerto del Rosario, está decorado con partes del buque). Tres personas fallecieron mientras intentaban sacar cosas del American. En 2007, la proa se destruyó definitivamente.

-6 de junio de 1999, Cabo de Palos (Murcia). Los dragaminas, con casco de madera, M-21 Nalón, M-24 Ulla y M-27 Turia eran parte de los  nueve de la clase Nalón, cedidos por los EEUU, dentro de los acuerdos hispano-norteamericano de 1953. Se usaron como patrulleros durante sus últimos años en activo. Los tres fueron destinados por la Armada para formar arrecifes artificiales en la zona del Cabo de Palos, para evitar la pesca por arrastreros. Todos fueron hundidos: El Nalón el 6 de junio en la bahía de Mazarrón, el Turia el 2 de agosto frente a La Manga del Mar Menor y el Ulla, en el mismo lugar, el 14 de octubre de 1999. Sus pecios son fácilmente accesibles a los buceadores, estando entre 25 y 50 m. de profundidad.

-19 de noviembre de 2002, frente a las costas de Galicia. El petrolero monocasco de bandera liberiana  Prestige (95.000 Tm.), transitaba desde San Petersburgo hacia Singapur con una tripulación de dos griegos, un rumano y 24 filipinos. El 13 de noviembre, a  28 millas de Finisterre, se vio inmerso en un temporal que le ocasionó una vía de agua de 15 metros. La causa de la grieta se especula que fue debida a la fatiga estructural, por el mal estado del buque o al choque contra un contenedor perdido. La tripulación fue rescatada por helicópteros, quedando a bordo el capitán y dos oficiales. Después de una serie de decisiones políticas sobre que hacer con el buque, se decide alejarlo de las aguas españolas y que el armador se haga cargo de él, como se había hecho con los petroleros Khark-5 y Castor, años atrás. A las ocho de la mañana del martes 19 de noviembre, el petrolero se partió por la mitad y las dos partes se hundieron (a una profundidad de 3.850 m.) al cabo de unas horas. La popa se hundió sobre las 11.45h. y la proa a las 16.18h. El naufragio se produjo después de un tortuoso recorrido frente a las costas gallegas de 243 millas (437 km). En ese ultimo momento, el barco estaba a 130 millas de la costa de Finisterre, a la altura de las Islas Cíes. Se hundió derramando 77.000 Tm. de petróleo, un vertido de crudo que provocó uno de los mayores desastres ecológicos de la historia del país. El derrame de petróleo del Prestige ha sido considerado el tercer accidente más costoso de la historia, por detrás de la desintegración del Columbia y del accidente nuclear de Chernobyl. Los restos del petrolero reposan, separadas proa y popa por 3,5 km. en el fondo del mar.

 

*Nota: Para leer sobre los submarinos hundidos en las costas españolas, que complementa este trabajo, en este enlace se encuentra la información:

https://elviajerohistorico.wordpress.com/2016/02/17/submarinos-hundidos-en-espana/

 

Fuentes: Archivos personales, gastromoto.com, islabahia.com, finisterrewrecks, malagahistoria, elrobalo, Manuel Company (uhistoria), revistanaval, naval history.net, islahormigas.com, Luis Jar Torre, Histamar, todoavante, todababor,wikipedia, Armada Española.

 

Anuncios

Un comentario en “GRANDES BUQUES HUNDIDOS EN ESPAÑA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s