El túnel de la Engaña

Túnel de la Engaña.

25

Artículo del blog el viajero histórico. A finales del siglo XIX se decidió la construcción de una línea de ferrocarril que comunicara los puertos de Santander y Sagunto/Valencia, dando salida a las mercancías de las provincias por las que atravesaba. Durante los primeros años del siglo XX se construyeron algunas líneas secundarias, llegando, en 1924, a concederse la construcción del trazado definitivo a la compañía “The Anglo-Spanish G. Ltd.”, que era un grupo inversor inglés que creó la sociedad “Santander-Mediterráneo, Compañía del Ferrocarril Estratégico Santander-Burgos-Soria-Calatayud, S.A.” En esa época los ferrocarriles eran explotados por empresas privadas y subvencionados con fondos públicos. Parece ser que los inversores estaban más interesados en cobrar el porcentaje por kilómetro de línea tendida (sobre todo en los lugares de fácil construcción) que en acabar el proyecto, que duró más de 20 años y nunca llegó a finalizarse, a falta del tramo Valdeporres (en la montaña burgalesas)-Santander.

En 1925 comenzaron las obras y en 1935 se decide atravesar la cordillera hacia Santander a través del Túnel de la Engaña, de 6.976 m. de longitud, que sería el más largo de la península durante casi 50 años. En 1959 se paralizaron las obras, quedando concluido el túnel (en 19 años), pero no el resto del trazado hasta Santander. Los 367 km. entre Cidad y Calatayud fueron abiertos al tráfico, pasando por las provincias de Burgos y Soria, donde todavía podemos ver los restos de sus estaciones abandonadas. La línea disponía de 367 pasos a nivel, 24 pasos inferiores y 4 superiores. Se construyeron 34 estaciones, 15 apartaderos, 8 apeaderos, 24 pontones, 44 alcantarillas, 37 puentes y 21 túneles perforados (de 48 previstos). El tramo de Valdeporres hasta Santander era de otros 67 km. Aquí se horadó el Túnel de la Engaña y otros cuatro más pequeños (Majoral, Empeñadiro, Morro y Morrito) hasta la estación de Yera, donde acabaron las obras.  Después de la Guerra Civil llegaron a las obras batallones de trabajadores en la construción de los túneles, aunque a partir de 1949 todo fue realizado ya por obreros, aunque algunos habían sido presos republicanos. Las estadísticas nos dicen que 16 personas fallecieron durante la construcción del túnel.

Los empresarios vascos de la Compañía de Ferrocarriles del Norte se encargaron de comprar la línea de Calatayud a Valencia, por lo que el Santander-Mediterráneo ya no era rentable, consiguiendo que el Puerto de Santander no fuera competencia para el de Bilbao. Como casi siempre, los nazi-vasquistas (que no los Vascos) contribuyendo a la ruina de otros, dentro de su solidaridad innata.

En 1984, siendo ministro Enrique Barón, el gobierno central español de Felipe González, basándose en el déficit económico, decidió cerrar aquellas líneas que no cubrieran el 23% de los gastos de explotación que generaban. Se clausuraron gran parte de los tramos del Santander-Mediterráneo que se encontraban en uso, junto con otras importantes líneas transversales, como la Vía de la Plata o el Valladolid-Ariza.

El tramo de Santelices a Yera (con el túnel de la Engaña) fueron  construcciones mediocres, usando materiales más baratos, a diferencia del resto de tramos desde Calatayud a Cidad Dosante, donde se realizó la obra más moderna de la época. El túnel de la Engaña, parece ser, fue construido solo con hormigón, pero sin armarlo con hierro, por lo que su estado ya era calamitoso 15 años después de ser terminado. Hoy en día está derrumbado en un par de zonas, siendo muy peligroso adentrarse en sus entrañas.

Aprovechando un viaje me acerque al extremo sur del túnel de la Engaña, en Valdeporres. La boca está tapiada, pero todavía se puede ver la inscripción sobre ella. Los restos de las casa de los ingenieros nos recibe a la entrada, para llegar a la estación del túnel, con su almacen y el edificio principal. Los andenes y la caja de la vía todavía están ahí. Al lado podemos ver el desvío del río Engaña, que corría por el túnel, junto con los barracones para los obreros y los restos de la capilla, todo en ruinas. En la misma boca también se encuentran la casa de los jefes de obra, la torre del molino de piedra y el edificio del transformador. Sobre la embocadura del túnel también queda la inscripción y dos escudos conmemorativos que representan motivos burgaleses.

21

 

 

Izq. casas de los ingenieros. Dcha. Estación.

011_EnganaNorte12
Boca sur del túnel (al fondo), en Valdeporres, con los almacenes y la capilla en primer termino y el poblado detras, cerca del túnel.
Captura de pantalla (656)
Vista aérea comparativa de la boca sur. Imagén izq. del vuelo americano de 1957, con las obras todavía en curso.

Curiosamente, antes de derrumbarse parte del túnel (parece ser que se puede pasar caminando sobre el derrumbe, algo que no recomiendo a nadie) algunos camioneros lo usaban para cruzar la cordillera cuando los otros puertos estaban cerrados al tráfico por las fuertes nevadas.

10
Puerto de las Estacas de Trueba

Subiendo y bajando hacia Cantabria por el precioso Puerto de las Estacas de Trueba, llegamos a Yera, lugar donde encontramos la estación norte del túnel de la Engaña y donde terminaron las obras. La estación se levanta sobre una impresionante plataforma de hormigón de 32 arcos y 50 m. de altura. El siguiente túnel, el de Peñagafa (de 962 m. proyectado pero no construido) pasaba por debajo de la carretera desde donde vemos la estación y las casas de los ingenieros (un poco antés de ella). Si seguimos caminado por la caja de las vías desde Yera, pasaremos los cuatro túneles que anteceden a la boca norte de la Engaña donde, de nuevo,  tenemos los barracones de los obreros. En la misma boca también se encuentran la casa de los jefes de obra, la torre del molino de piedra y el edificio del transformador. Sobre la boca del túnel también queda la inscripción y dos escudos conmemorativos que representan motivos cántabros.

8
Casas de los Ingenieros en Yera y fin de trazado, al fondo la Estación.

5

7

Captura de pantalla (657)
Vista aérea comparativa de la Estación de Yera y final de obras. Imagén izq. del vuelo americano de 1957, con las obras todavía en curso. Se puede ver el comienzo del desmonte para la obra del Túnel de Peñagafa, que no llegó a horadarse.
Captura de pantalla (658)
Vista aérea comparativa de la boca norte. Imagén izq. del vuelo americano de 1957, con las obras todavía en curso.

En esta magnífica página se habla en detalle de toda la línea y las obras acometidas, imprescindible para los aficionados. Artículo del blog el viajero histórico.

Fuentes: archivos personales, Wikipedia, ferropedia.es, euroferroviarios.net, rtve, Diario Montañés, turismo Castilla-León.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s