Turisteando por Rueda y Mota del Márques

Mota del Marqués y Rueda

Durante años, cada vez que pasaba por la meseta castellana, siempre veía dos pequeños pueblos que me llamaban la atención. Uno era La Mota del Marqués, con su castillo en ruinas en lo alto de una colina. El otro era Rueda, hoy en día famoso por sus vinos. Nunca me detuve en ellos, pero esta vez, cuando la edad ya no me perdona, decidí hacerles una pequeña visita.

Mota del Marqués:

El nombre viene de la ubicación en la falda de un cerro donde se alzan los restos del castillo. Su primitivo nombre fue Santibáñez de Mota. Esta denominación proviene de la iglesia del municipio, la cual en el siglo XIII pasó a llamarse de San Juan. Mota del Marqués fue cedida en 1222 a la Encomienda de la Orden de los Caballeros Teutónicos de Prusia por Beatriz de Suabia (esposa del Fernando III el Santo). En el siglo XIV, Alfonso XI la donó a  Juan Alonso de Benavides (un señor feudal). Ya en el siglo XV los sucesores de don Juan la vendieron a Rodrigo de Ulloa, Contador Mayor de los Reyes Católicos y alcalde de la fortaleza de Toro, por lo que la villa pasó a llamarse “La Mota de Toro”. El municipio recibió en 1480, de manos de los Reyes Católicos, la merced de un mercado franco todos los jueves para contribuir a su engrandecimiento. A finales del siglo XVI, Felipe II concedió a Rodrigo de Ulloa el título de Marqués, con lo que la villa pasó a llamarse “La Mota del Marqués”. En el siglo XVIII, el municipio fue agregado a la provincia de Valladolid y el marquesado recayó en la casa de Alba. A finales del siglo XIX el Duque de Alba vende el municipio al Marqués de Viesca de la Sierra, convirtiéndose en su nuevo propietario. Hoy en día los ciudadanos ya son libres.

motadelmarques01

-Palacio renacentista: El palacio de los Ulloa es un edificio renacentista del siglo XVI. Fue construido por Rodrigo de Ulloa, primer marqués de la Mota, título recibido de Felipe II en 1575. Sus trazas se atribuyen a Rodrigo Gil de Hontañón, arquitecto al que también se atribuye la vecina iglesia de San Martín, siendo Alonso del Pando quien se encargó de su ejecución en calidad de aparejador. Hoy en día pertenece a una congregación de monjas. Es reseñable su patio porticado en forma de U.

mota-del-marques-5-palacio-de-los-ulloa

-Iglesia: La iglesia parroquial de San Martín se encuentra situada en el centro de la localidad, junto al palacio de los Ulloa, entre la plaza del Corro del Palacio, la calle de las Ánimas y la de San Martín. Fue proyectada por Rodrigo Gil de Hontañón en torno a 1540, concluyéndose su construcción en 1558.

– Castillo de Mota del Marqués: Construido en el siglo XIII, durante el reinado de Alfonso X “El Sabio”. Este castillo fue uno de los escasos establecimientos de la Orden Teutónica en España. Su Torre del Homenaje es de planta circular y rematada con una cúpula, algo muy poco frecuente en la Hispania. Fue destruido por los franceses (para no variar) y  tan sólo se conservan vestigios de la muralla que lo amparaba y la torre principal, que está en ruinas. El foso que rodeaba la fortaleza todavía es visible. Desde su torre se comunicaba visualmente con la fortaleza de Urueña (la famosa villa de los libros).

-Iglesia del Salvador: Se encuentra en la ladera que sube hasta la mota del castillo. Se construyó en el siglo XVI  y solamente permanece en pie la espadaña. Se dice que una de sus verjas se encuentra en Nueva York (no he conseguido localizar donde exactamente). La subida a la iglesia y al castillo solamente lleva unos minutos.

DSCN0848

Rueda:

30285972

La fundación de esta villa data de la época romana, en torno a 380-420. Con el nombre de Roda es citada en una crónica durante el reinado de Don Pelayo, en el siglo VIII. Aparece reflejada en un documento de julio de 940 con el nombre de Rota. Otro documento referente a esta villa data del año 981 cuando Almanzor, después de saquear la plaza fuerte de la ciudad de Zamora, presentó batalla y venció, en las llanuras de Rueda, a los ejércitos de Ramiro III de León y sus aliados García Fernández de Castilla y Sancho Garcés III de Pamplona. En 996, figura en otro documento con el nombre de Castro Rota y un siglo después, en 1195, aparece con el mismo nombre cuando fue repoblada por el rey Alfonso IX. Tras numerosos desencuentros con los poderosos linajes de Medina del Campo, entra a figurar bajo la jurisdicción de ésta desde 1349, pero a pesar de esto conserva los privilegios de eximida por pertenecer al reino. Durante la Guerra de la Independencia fue ocupada por tropas francesas, que se comportaron brutalmente con la población (los hispanos tampoco fuimos mancos con ellos) y después fue Cuartel General del Duque de Wellington. Actualmente es famosa por los vinos de Rueda, sobre todo blancos verdejos. Lo más curioso del pueblo es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de un barroco limpio con dos torres circulares, en vez de las cuadrangulares habituales.

DSCN0840

Una ermita octogonal, la Ermita del Cristo de las Batallas, fue construida en el año 1734. Todo un cúmulo de historias y leyendas circulan sobre este edificio, lo que sí se sabe a ciencia cierta es que se construyó con el dinero sacado de la venta de vino que los rodenses donaban antes de ir a la guerra.

DSCN0843

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s