Ferrol, una ciudad anclada en el pasado

El viajero se adentro en El Ferrol, una ciudad anclada, por su marina y por su pasado. Un lugar que se ha quedado en los años 80 por su ambiente y fisonomía urbanística, mientras que en las afueras se suceden los barrios anodinos y sin personalidad típicos de nuestra civilización.

image


Un paseo por su casco antiguo nos lleva a descubrir unas calles estrechas, más bien descuidadas, rectilíneas (herencia de su diseño militar) pero entrañables. Llenas de tiendas de ropa, de boutiques de novias(¿tanto se casa la gente aquí ) y de casas en ruinas. Un ambiente ochentero, ya pasado, de una ciudad que fue pujante por su industria naval (hoy en declive) y por los ecos de un Arsenal militar repleto de marinos que cumplían su servicio militar (en declive también) . Una ciudad que cuando buscas el mar, por cualquiera de sus calles, te encuentras con un impresionante muro de tres metros de altura que te impide ver ni un atisbo de agua y que rodea toda la fachada litoral de la ciudad. Ese muro es el recordatorio del porque del Ferrol.. una urbe nacida en el siglo XVIII como el mayor arsenal naval de Europa, una ciudad militar en la que todo giraba en torno a ese muro que separaba la base naval de las viviendas de los marinos y los obreros de los arsenales(los astilleros actuales). Ese muro que sigue ahí como reflejo del pasado esplendor marinero y presencia actual de lo que queda de una Armada en decadencia pero que se resiste a morir, eso si con la cabeza bien alta.

image

Astilleros de Navantia.

image

Cuartel de Dolores, el cuartel militar más antiguo de España. Hoy en día alberga al Tercio Norte de Infantería de Marina.

image

image

Una de las dos entradas del siglo XVIII que quedan en pie. Dan entrada al Arsenal de la Base Naval. Es de acceso restringido  pero lo podéis visitar (una pequeña parte) entrando a los Museos Navales.

image

Muro que protege la base y el antiguo foso navegable que lo rodeaba, hoy restaurado en un pequeño tramo.

image

El único pedacito de mar que veréis en todo Ferrol. Al final de la base naval se encuentra el pequeño puerto deportivo y unas cuantas terrazas, ideales para reponer fuerzas. Los que me conocéis sabréis ya de mi querencia por el saludable habito del terrazeo….

image

Uno de los pocos baluartes que restan de la antigua muralla exterior que rodeaba la ciudad. La piqueta acabo con una obra impresionante a principios del siglo XX.

image

El Ferrol en 1880. se aprecia la muralla exterior abaluartada, los dos barrios rectilíneos para los obreros, los militares con sus familias y el gran arsenal con sus diques y puerto. En aquella época fue la mayor base naval de Europa y por tanto del mundo mundial…

image

La base Naval desde la ciudad. A la izquierda dos fragatas tipo Baleares (una de ellas la Asturias) y dos patrulleras tipo Anaga (el Mouro que estuvo 20 años en Gijón es una de ellas), todo destinado al desguace.

image

El portaeronaves Príncipe de Asturias dentro de la dársena esperando su desmantelamiento y su muerte. España se queda sin buques de este tipo ya que su sustituto está atracado a su lado por falta de presupuesto para ponerlo en servicio.

image

Una de las nuevas fragatas tipo F100 con el sistema de combate AEGIS de ultima generación. Éstas por lo menos están operativas.

image

Los dos museos navales que están dentro del arsenal. Uno es gratuito y el otro de pago. Recomiendo el gratis, para mi mucho más entrañable y bonito, aunque los dos están muy bien.

image

La silla de pesca del yate Azor. Aquí pescaba un ferrolano famoso por estas tierras, un tal Paco al que apodaban el Caudillo… a mi me suena de algo..pero no se de que….

image

La Plaza del Amboage, una zona bonita dentro de un casco urbano estrecho y antiguo.

image

En esta plaza, cerca del Arsenal y en la calle Magdalena podremos encontrar la zona de tapeo más clásica de la ciudad…no os la perdáis. Recomiendo El Ábaco, el Bla Bla y el Mesón La Posada.

image

image

Ferrol la nuit nos despide de esta pequeña incursión en tierras gallegas.

Anuncios

Un comentario en “Ferrol, una ciudad anclada en el pasado

Los comentarios están cerrados.